Maíllo asegura que los ayuntamientos son “el cuarto plato del Gobierno andaluz”