Parlamento aprueba, a iniciativa de IU, instar a la Junta a que no licite los comedores escolares con empresas de catering

· Apuesta por los convenios con Ayuntamientos, AMPAS o entidades sin ánimo de lucro para la gestión del servicio

· PSOE vota en contra

El Parlamento andaluz ha apostado hoy porque la Junta de Andalucía mantenga la gestión del servicio de comedor en los centros educativos mediante convenios de colaboración entre la Consejería y la administración local o entidades sin ánimo de lucro como AMPAs, tal y como se ha desarrollado en los últimos años, frente al modelo de “línea fría” que pese a ser más competitivo, abandona la alta calidad en lo referido a la comida y a la salud del alumnado.

Así ha quedado acordado con la Proposición no de Ley que IU a través de su portavoz en educación, Marina Segura ha defendido en la Comisión de ramo en el Parlamento y con la que además se insta a la Consejería de Educación a no sacar a licitación pública la gestión del servicio de comedor en los centros educativos con empresas del sistema de línea fría.

Tal y como ha defendido Segura, la administración educativa debe garantizar el acceso universal, la calidad del servicio y unas condiciones laborales dignas en los comedores escolares, dando prioridad a la gestión pública sobre la privada y con ánimo de lucro por lo que ha advertido que, en el caso de los comedores escolares, se optó como fórmula la prestación del servicio a través de un concurso, mediante el cual una empresa externa presta el servicio con el sistema de línea fría lo que ha provocado que “la comida que ahora consumen los escolares se cocina a cientos de kilómetros y se calienta en el centro”.

Para IU, este modelo de gestión ha tenido como consecuencias la externalización de la casi la totalidad de los comedores y por tanto la conversión de un servicio público en una actividad lucrativa; la pérdida de calidad en el servicio que ofrece comidas preparadas lejos de los centros, congeladas, descongeladas a posteriori y luego servidas; repercusión en las empresas locales que proveían de las materias primas a las cocinas de los colegios, y por tanto dinamizaban la economía local y eran fuente de creación de empleo.

“El tiempo ha confirmado que el modelo de cocina “in situ” es el más aceptado por las familias” destaca IU en su iniciativa “y así lo demuestran los colegios que han podido mantener la elaboración propia, bien gestionada directamente por la Junta, mediante convenio con los Ayuntamientos o entidades sin ánimo de lucro, modelo de gestión que ha sido garante durante estos años de calidad, eficiencia y distribución local de la riqueza”.

Sin embargo IU llama la atención sobre el hecho de que la Consejería haya decidido no renovar para el próximo curso 2014-2015 algunos convenios de colaboración con asociaciones de padres y madres de alumnos y Ayuntamientos que hasta este curso gestionaban los comedores escolares.

Es el caso, entre otros, del servicio de comedor del CEIP Ramón Hernández Martínez, gestionado por el Ayuntamiento de Cañete de las Torres (Córdoba) y de los CEIPs Goya, Europa, La Chanca, Madre de la Luz, Santa Isabel, Cruz de Caravaca y Arco Iris de Almería, o el CEIP Gómez Moreno de Granada gestionados por sus respectivas AMPAs.

En este sentido para IU “la decisión de la Consejería de Educación ha sido sacar a licitación el servicio público de comedor  para que cualquier empresa pueda optar a él” lo que a su juicio “coloca a los Ayuntamientos y AMPAs en una situación desigual de concurrencia competitiva” puesto que “estas son entidades sin ánimo de lucro cuyo objetivo es la salud y el bienestar de sus hijos e hijas y no pueden competir a nivel económico con las grandes multinacionales del catering”.

IU recuerda que “los Ayuntamientos y AMPAs afectados vienen ofreciendo un servicio de comedor de alta calidad principalmente referido a la comida y a la salud del alumnado, una gestión social que reinvierte los beneficios en la mejora del propio servicio, una apuesta por la cocina ecológica la participación e implicación de las familias en el proceso de enseñanza-aprendizaje y desarrollo integral de sus hijos e hijas, y el desarrollo de pequeños comercios de la localidad, convirtiéndose en parte del sustento de muchas familias dentro y fuera de los centros educativos de la zona”.