Maíllo propone en Bruselas la redacción de un “documento base” a nivel comunitario para “fortalecer la educación pública” en la UE

El coordinador de Izquierda Unida en Andalucía, Antonio Maíllo, ha propuesto este viernes en Bruselas el diseño y redacción de un “documento base” a nivel comunitario que sirva para “fortalecer la educación pública en toda la Unión Europea”, al tiempo que ha denunciado que “las políticas de austeridad” están demostrando “ser incompatibles con el derecho a una educación de calidad”. 

 

Maíllo ha lanzado esta idea en una rueda de prensa con la eurodiputada Paloma López después de haber participado como miembro de la comisión de Educación del Parlamento andaluz en un foro por la educación organizado por el Grupo de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica el jueves.

 

“Se reivindicó la necesidad de la universalidad y de impartir una buena educación en el sentido más envolvente de la palabra, que está vinculado a un modelo educativo integrador, ante la amenaza de un marco normativo de debilitamiento de la escuela pública” apoyado en las políticas de austeridad impuestas desde la UE a los Estados.

 

En segundo lugar, ha explicado Maíllo, “se debe conformar un sistema fuerte de educación pública en toda la UE, con unos Estados miembros que tengan capacidad de gestión y administración y que no incidan en la transferencia de las competencias educativas a las entidades privadas”. El objetivo del reforzamiento de la educación pública, en su punto de vista, debe ser el de “establecer un sistema público educativo europeo que esté íntimamente vinculado con la formación de ciudadanos críticos”.

 

Maíllo ha dicho ser “consciente de que la competencia de educación recae sobre los Estados miembros”, pero “llamamos a crear un documento base aquí en el Parlamento Europeo que cada grupo parlamentario se comprometa a aplicar en sus labores de gobierno para fortalecer la educación pública”. Ese sistema, además, “debe apostar por la gratuidad como elemento común a todos los países europeos”.

 

Por último, Maíllo llamó a la izquierda europea a seguir “trabajando” con este objetivo “y a que en las próximas jornadas se aborde, una vez que hemos hecho un diagnóstico acertado, la elaboración de un documento que nos sirva a también a las izquierdas de la UE como base para tener una propuesta educativa de calidad e integradora”.