Maíllo considera “atropellado” el cambio de Gobierno: Bajo perfil político y misma línea económica

IU “no dará 100 días de tregua” porque Andalucía “espera y reclama respuestas rápidas y urgentes”

 El coordinador general de IU Andalucía y portavoz de su grupo parlamentario, Antonio Maíllo, ha calificado como “atropellado" la crisis que ayer ejecutó Susana Díaz con un cambio de carteras en su equipo de gobierno. Maíllo ha considerado que la presidenta de la Junta de Andalucía ha tenido “prisa” porque necesitaba "tapar sus dos derrotas en esta semana": El nombramiento de un comisionado que no existe “y con el que ha hecho el ridículo” y su derrota en el debate general del Parlamento.

En declaraciones a los medios de comunicación, Maíllo se ha referido a la “propuesta-trampa” por el que Susana Díaz había realizado el nombramiento de “un cargo inexistente”, el Comisionado de la Memoria Histórica, y en segundo lugar, “la derrota en el debate parlamentario” en el que, según Maíllo, hemos visto una presidenta "agotada, insolvente e incapaz de mostrar gestión” porque “se ha dedicado en los últimos dos últimos años a sus andanzas en clave interna".

Para Izquierda Unida, "como era previsible" caen dos Consejerías "muy contestadas socialmente" como Educación y Sanidad, otras "por ser muy planas en su gestión" como Cultura, Agricultura y Justicia e Interior. Ha añadido que "nos sorprende" que no se hayan producidos cambios en la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales "que lleva más de año y medio sin ser capaz de presentar una modificación a la Ley de Igualdad presentada en septiembre de 2015" o la Consejería de Fomento y Vivienda, que acaba de aprobar la Ley “más de derechas” con la norma del tanteo y retracto “para salvarle a los bancos las vergüenzas de sus desahucios a las familias".

En esta misma línea Maíllo se ha referido a que Díaz "mantiene el núcleo duro en las Consejerías de carácter económico" por tanto, "no hay cambio de rumbo". Manteniendo "bajo perfil político" en el nuevo gobierno  "sólo cambian caras" para que Susana Díaz  “siga siendo la presidenta que determine el valor político del Gobierno y eso en política es un empobrecimiento".

Finalmente Maíllo ha exigido "acción" al nuevo Gobierno y "no dar cien días" de tregua, porque "Andalucía no puede esperar y reclama respuestas rápidas y urgentes".