IU ve un problema estructural en la gestión del Hospital Regional de Málaga y duda de la capacidad de Alonso para resolverlo

Pide a Susana Díaz que abandone la senda del agujereo fiscal

Tras conocer hoy a través de Diario Sur que el Hospital Regional de Málaga está retrasando sesiones programadas de quimioterapia a pacientes oncológicos por la falta de camas, Izquierda Unida de Andalucía muestra su preocupación por la situación de un centro hospitalario cuya gestión es ya un problema estructural dentro del sistema de salud de Andalucía.

Desde Izquierda Unida lamentan la incapacidad del consejero de Salud de la Junta de Andalucía, Aquilino Alonso, máximo responsable del Sistema Andaluz de Salud, para atajar una situación que, lejos de ser un problema puntual, es ya un entramado de complicaciones en su gestión, donde conviven la falta de recursos materiales, humanos y un déficit de dirección hospitalaria.

Izquierda Unida, que ya ha pedido la dimisión de Aquilino Alonso por episodios similares, considera que esta situación es ya insoportable para el pueblo malagueño que ve con consternación cómo su principal hospital es noticia, de forma permanente, por no ser capaz de atender con un mínimo de calidad a pacientes tan  vulnerables como enfermos oncológicos o, en el caso del pasado verano, a enfermos crónicos.

Desde el grupo parlamentario de IU se procederá en los próximos días a elaborar una nueva batería de preguntas al Consejo de Gobierno para que explique, por un lado, qué problemas de gestión está sufriendo el Hospital Regional de Málaga y de quién es responsabilidad y, por otro lado, quienes están dando la orden de cubrir las vacaciones del personal médico con escasa plantilla y contratos parciales.

Para IU, además del problema de gestión en el caso del Hospital Regional de Málaga, considera que existe un problema general de financiación del sistema de salud andaluz que achaca a la falta de ingresos de la Junta de Andalucía. Por este motivo solicita a Susana Díaz que abandone su política de agujereo del sistema fiscal andaluz y retome la senda de un presupuesto expansivo que sea capaz de satisfacer los servicios públicos de Andalucía.