IU ve la Ley andaluza de Memoria Democrática "cargada de futuro”

Maíllo quiere unanimidad y llama a PP y Ciudadanos "a romper amarras con el franquismo" 

El portavoz parlamentario de IU Andalucía, Antonio Maíllo, ha calificado el debate parlamentario para  la aprobación definitiva de la Ley de Memoria Democrática de Andalucía como "emocionante y simbólico". Izquierda Unida se siente "muy orgullosa" como "inspiradores y colaboradores" de esta Ley iniciada en 2011 por el grupo parlamentario de IU y que hoy por fin se aprueba "como obligación histórica y para saldar deuda por los que lucharon por la libertad en España". Con la aprobación de esta ley, explica Maíllo, se da un "mensaje " al gobierno de Díaz para decirle "si no gobierna con la izquierda es porque no quiere y se siente más cómoda con la derecha", pero “vertebración aritmética hay” para girar a la izquierda las políticas, afirma.

En este sentido, Maíllo hace un llamamiento al PP y a Ciudadanos  para que "reconsidere su sentido del voto" porque es una Ley "profundamente democrática que debe ser aprobada por unanimidad". Maíllo se ha referido como el "gran salto de las derechas para romper amarras con el franquismo" si esta Ley hoy se aprobara por unanimidad.

Por su parte Inmaculada Nieto, ha mostrado el "agradecimiento infinito" de IU al movimiento  memorialista que puso en la agenda política la urgente necesidad de encontrar un asidero político que resarciera a las víctimas del olvido. Nieto ha explicado que esta Ley  "viene cargada de futuro" porque sienta las bases del equilibrio "entre lo que deben hacer las instituciones y la madurez democrática de una sociedad capaz de  afrontar el análisis  su pasado con criterios de  justicia".

"Son los nietos de los represaliados  los que han dado el impulso al movimiento memorialistas", según IU, ellos, explica,  "se han desembarazado de la losa del dolor directo" para exigir a las administraciones "nuevos pasos". Para IU se trata de una "ley con futuro" porque, explica Nieto, los jóvenes afrontarán con serenidad la derogación de la Ley de Amnistía, la comisión de la verdad y "quienes hagan que lo ocurrido  y sus profundas consecuencias sea visto con ojos de sociedad democrática".  Para Izquierda Unida  es una Ley que "abre una grieta" en esa equidistancia moral desde la que se ha contado la historia de una guerra fraticida y ha obviado, insiste Inmaculada Nieto,  las consecuencias de lo que fue, "un golpe de estado y una dictadura implantada tumbando a cañonazos un régimen constitucional votado por el pueblo". Para IU esta Ley "transciende  la liturgia parlamentaria habitual"  e insiste  en que trabajará porque "disponga de  los recursos suficientes para su ejecución y desarrollo inmediato".