IU pide el cese del consejero de Empleo y la comparecencia urgente de Susana Díaz por el escándalo de la Faffe

Considera probado que mintió en el Parlamento sobre gastos efectuados en un prostíbulo con tarjeta de crédito de la fundación

 

El grupo parlamentario de IU Andalucía ha pedido hoy que, de forma inmediata, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, proceda al cese de Javier Carnero como consejero de Empleo. IU considera que ha quedado claro que el consejero mintió al Parlamento andaluz en la sesión plenaria en la que fue preguntado por el uso indebido tarjetas de crédito de la extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe) para pagar, supuestamente, 14.737 euros en un prostíbulo de Sevilla por parte de un directivo de la fundación y ex miembro de la ejecutiva del PSOE andaluz.

IU cree probado que el consejero “omitió” que su departamento conocía el gasto efectuado en un prostíbulo de Sevilla y que, además, lo había puesto ya en conocimiento de la justicia. “Mentir al Parlamento es grave y debería estar penado; hacerlo además con un tema como este merece la reprobación de la Cámara, órgano soberano que ejerce la labor de control del gobierno”.

Por todo ello, IU pide además que la presidenta comparezca en el Parlamento de Andalucía para explicar qué está ocurriendo en el seno de la Junta donde “hay miembros del PSOE que ya no distinguen la Junta de su cortijo, ni su dinero del de todos los andaluces tras 37 años gobernando Andalucía”.

IU considera que la presidenta de la Junta ha hurtado a la oposición, en connivencia con PP y Ciudadanos, la próxima sesión de control del Parlamento. Susana Díaz “elude” su responsabilidad de dar cuentas a la Cámara “achacando que está de visita con los reyes y modificando el Pleno del Parlamento a su antojo”.

Desde IU Andalucía manifiestan que un episodio tan “dantesco” como el pago con dinero público en prostíbulos “no puede pasar inadvertido” y “está en manos de todos los grupos parlamentarios establecer los mecanismos de control que censuren este tipo de actitudes que, además de ilegales, resultan profundamente nauseabundas”.

Por ello, desde IU piden al resto de los grupos que presionen para que la presidenta comparezca ante el Parlamento andaluz “sin menoscabo de que sus explicaciones nos obliguen a abrir una comisión de investigación” en el seno de la Cámara.