IU muestra su perplejidad con un PSOE que pide financiación para Andalucía mientras acaba con el Impuesto de Sucesiones

Acusa a Susana Díaz de contribuir al debilitamiento del Estado Social de la mano del PP

Izquierda Unida de Andalucía ha mostrado su “perplejidad” tras conocer que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, “da por amortizado” el Impuesto de Sucesiones y Donaciones a la vez que el PSOE en el Parlamento andaluz pide la puesta en marcha de un grupo de trabajo en materia de financiación autonómica.

En rueda de prensa, la portavoz adjunta de IU Andalucía, Elena Cortés, ha señalado que “no parece razonable una amortización del Impuesto de Sucesiones y Donanciones” que supone la renuncia a 300 millones de euros de ingresos en Andalucía para el sostenimiento de los servicios públicos esenciales, y ha acusado a Susana Díaz de contribuir al debilitamiento del Estado Social de la mano del PP.

Cortés ha querido recordar que para abordar el modelo de financiación autonómica, sin que la presidenta de Andalucía “caiga en las mismas trampas de las que acusa al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro”, habrá que contemplar cuales son los ingresos fruto de los tributos propios para abordar después, en todo caso, el trabajo sobre modelo de financiación.

Para ello, ha señalado Cortés que “tenemos que saber a qué está dispuesto a renunciar el PSOE”, lo que de momento se traduce en “renunciar nada más y nada menos” que a los 300 millones de euros de ingresos que aporta el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, un impuesto que a juicio de IU “grava la riqueza”.

“No podemos separar la fiscalidad del modelo de financiación, como no se puede separar el modelo de financiación del debate sobre qué políticas gestiona el Estado, cuánto cuesta esas políticas, como se recauda el dinero para financiarlas y quien paga”, ha señalado Cortés que plantea que “para abordar el sistema de financiación, se requiere abordar primero un modelo de fiscalidad que permita que el Estado tenga ingresos” .