IU defiende hoy en Pleno una Ley para reforzar la Cámara de Cuentas en la lucha contra la corrupción

Es la tercera vez que IU intenta reformar el texto que regula al ente fiscalizador para hacer posible la rendición de cuentas

El grupo parlamentario de IU Andalucía defiende hoy en Pleno una Proposición de Ley para reformar la Cámara de Cuentas y que consideran “positiva” en tanto se propone un reforzamiento de su capacidad fiscalizadora y de su papel en la prevención y detención de la corrupción.

En rueda de prensa en sede parlamentaria, la portavoz adjunta de IU Andalucía, Elena Cortés, recordó que se trata de un texto que se encuentra “pendiente” desde la legislatura pasada y que no era la primera vez que abordaban ante periodistas el tema en cuestión. Sin embargo, Cortés sí ha querido centrarse en 2 cuestiones que suponen modificaciones “relevantes e importantes”. La primera de ellas, pasa por dotar a la Cámara de Cuentas de competencias para que esta realice informes y pueda “evaluar” cuestiones relativas a la corrupción que se produce en las contrataciones públicas; mientras que la segunda incide en el deber de colaboración y rendición de cuentas de las entidades a las que la Cámara de Cuentas fiscaliza.

Respecto a que la Cámara pueda prever y detener las prácticas corruptas, Cortés ha argumentado esta modificación que propone IU apoyándose en un informe de la Comisión Europea del año 2014 para el Consejo y el Parlamento Europeo. Dicho informe analiza la realidad de la corrupción en la Unión Europea y en sus estados miembros, dando datos que a juicio de Cortés resultan “sorprendentes” ya que expone que 63% de ciudadanos y ciudadanas de España considera que la corrupción les afecta personalmente, y que el 95% de los encuestados en España considera que la corrupción está muy extendida frente al 29% que creía esto en el año 2011.

En base a todo esto, Elena Cortés se ha centrado en que el informe asegura que los Estados miembros de la UE no han llevado a cabo estrategias fuertes para combatir los espacios corruptos en las administraciones públicas, señalando como una de las áreas de riesgo la contratación pública que va desde “la contratación de obras hasta la contratación de servicios”. En este sentido, el informe expone que resulta necesario garantizar que los organismos auditores, como la Cámara de cuentas de Andalucía, posean la capacidad suficiente para diagnosticar, evaluar y señalar aquellos procesos de irregularidad en la contratación pública.

En cuanto al deber de colaboración en la rendición de cuentas de las entidades fiscalizadoras, Cortés ha recordado que todos los grupos parlamentarios en todas las legislaturas se “han quejado amargamente” sobre el no cumplimiento de las recomendaciones de los informes anticorrupción de la UE ni de los Tribunales de Cuentas. Ante estos incumplimientos, la ley que propone IU Andalucía comporta sanciones a la persona responsable del deber de rendición y fiscalización.

La portavoz adjunta de IU Andalucía, ha manifestado también que esta proposición para reformar la ley es “compatible” con la oficina antifraude que PSOE y Ciudadanos. Cortés ha aludido a aquellas formaciones que estén “tentadas” a votar en contra de la reforma de ley por la creación de este tipo de oficina. Sin embargo, Cortés ha recalcado que entre estos dos organismo existe una diferencia “fundamental” que radica en que mientras que “la Cámara de Cuentas puede fiscalizar a esta oficina antifraude, pero la oficina no fiscaliza a la Cámara de Cuentas”, al tratarse de un órgano independiente con personalidad propia.

Por último, la parlamentaria de IU Andalucía ha señalado que la reforma que proponen de la ley, también conlleva la “obligatoriedad” de las administraciones fiscalizadas a enviar un informe a la Cámara de Cuentas que recoja el grado de cumplimiento de las recomendaciones que dicha Cámara exponga, ha concluido.