IU convoca su XXI asamblea andaluza para el 7 y 8 de octubre

Maíllo pide un proceso asambleario de “radicalidad democrática” que “nos sitúe a la vanguardia en democracia interna”

El Consejo Andaluz de IU ha puesto fecha hoy al final de su mandato con la convocatoria de la XXI Asamblea de la federación andaluza de IU. Serán los días 7 y 8 de octubre. Dos semanas antes, los días 23 y 24 de septiembre, según el calendario aprobado hoy, deberán celebrarse las ocho asambleas provinciales.

El máximo órgano de decisión entre asambleas de IU Andalucía ha aprobado, además del calendario, un método que contempla la elaboración participativa de los documentos que se elevarán al debate asambleario.

La asamblea andaluza pretende también seguir la estela de la XI Asamblea federal, en cuanto a los procedimientos de votación universal de documentos y candidaturas a los futuros órganos de decisión.

Para el coordinador general de IU Andalucía, Antonio Maíllo, este proceso asambleario “debe ser un proceso movilizador, hacia dentro y fuera de la organización con el que nos preparamos para ser parte esencial de un proyecto de cambio para Andalucía”.

La XXI Asamblea “debe sacudir a la organización desde sus cimientos” ha afirmado Maíllo, que ha pedido también hoy ante el Consejo Andaluz un proceso de debate “amplio” que “clarifique y aterrice nuestra apuesta política por ser una herramienta al servicio del objetivo estratégico superior: la transformación de Andalucía”.

“Hay materia para la alternativa y pasión para la construcción de un bloque o marea” ha indicado Maíllo que ha pedido a los suyos “prudencia y audacia para hacerlo bien”.

Entre las cuestiones aprobadas por el Consejo Andaluz, la XXI Asamblea de IU va a ser la de la “radicalidad democrática” y ha planteado como principios de este proceso asambleario la “universalidad”, la “vinculación” y la “deliberación”.

Así, se establece desde el Consejo Andaluz nuevas prácticas participativas que involucren al conjunto de la militancia, tanto en la elaboración y debate de documentos como en la votación de las candidaturas. “Una Asamblea radicalmente democrática que permita ir dando pasos hacia la conformación de IU Andalucía como movimiento político y social”. Para ello, IU Andalucía se establece como principal objetivo político “adecuar su estrategia y un nuevo modelo organizativo” y para ello quiere una asamblea “muy militante” en la que la participación en la toma de decisiones se haga de manera directa.

El informe político presentado por Antonio Maíllo ante el Consejo andaluz ha sido aprobado por práctica unanimidad, a excepción de dos abstenciones. La propuesta de método de debate y calendario de la XXI Asamblea andaluz ha contado con siete votos en contra y una abstención.

Ahora los trabajos de la comisión de método deberá elaborar las normas de la XXI Asamblea Andaluza, en base al calendario y a los principios políticos aprobados que deben regir este trabajo.