IU condena que el Congreso haya condecorado a Martín Villa, clave en la ocultación de lo que ocurrió el 4 de diciembre

Sempere asegura que IU seguirá insistiendo en que el informe donde aparece que un policía disparo a Caparrós se haga público porque “no está sujeto a la Ley de Patrimonio”

La diputada de Unidos Podemos en el Congreso de los Diputados Eva García Sempere ha condenado hoy en una entrevista en Canal Sur Radio la condecoración por parte del Congreso a Martín Villa. Sempere ha catalogado este reconocimiento de un “atentado” puesto que “Martín Villa no sólo es responsable de los hechos de Málaga sino que tiene un largo historial de despropósitos por estar detrás de hechos "muy dramáticos". De hecho, ha asegurado la diputada de Unidos Podemos, "si alguien tuvo que ver en cómo se tapaba lo acontecido el 4 de diciembre de 1970, ése era el Ministerio de Gobernación".

Durante la entrevista, Sempere ha destacado que, según se puede desprender de la documentación a la que tenido acceso sobre la muerte de Manuel José García Caparrós, pocos días después del asesinato del joven, el 14 de diciembre, "ya se sabia que varios policías habían disparado, que había fisuras entre sus declaraciones y que los testimonios no pasarían al sumario policial".

Tras la negativa de la Mesa del Congreso a la petición que ha hecho la Junta de Andalucía para que publique esas actas, Sempere cree que existe un resquicio para por lo menos conocer una parte clave del caso: un informe de la policía del 14 de diciembre de 1977, 10 días después de asesinato, en el que se asume que fue la bala de un agente la que mató a Manuel García Caparrós y sobre el que, según Sempere, no puede "instalarse el silencio", tal y como impuso entonces el Ministerio de Gobernación.

Sempere ha resaltado la "rapidez" con la que actuó el Ministerio de Gobernación, ya que diez días después de los hechos el informe verifica que "los disparos fueron de la policía". Sin embargo, dice, en la documentación no aparece el nombre de ningún policía; sólo entrevistas con diferentes mandos policiales.

La diputada de IU del grupo parlamentario Unidos Podemos ha calificado de "curioso" que tras las diferentes entrevistas a cargos policiales y representantes políticos "nadie dio la orden" de disparar. Las explicaciones ofrecidas son que los 32 policías presentes se vieron "agobiados y empezaron a disparar". "Sí es sospechoso - explica Sampere- que el propio Delegado del Gobierno se enteró por la prensa, pocas horas después, de que había disparos y, sin embargo, no hizo nada al respecto; no dio orden inmediata para cortar el fuego". En este sentido, Sempere ha criticado que entonces ni siquiera hubo "convicción moral" de reconocer que algo se había hecho mal pero "lo peor”, asegura, es que 40 años después, “no hay ni una reparación moral".